2060-07 People of the Wind

Las últimas horas habían sido fácilmente de las más extrañas para Bahram Noori, él y su equipo se encontraban listos para trasladarse a Zurich Orbital con el propósito de relevar la escolta del representante a la corte corporativa.

Y de la nada una contraorden, alguien en alta gerencia había decidido desperdiciar la ventana de despegue con el simple propósito de sobrevolar el SOX y liberar un paquete especial, tan especial como para reprogramar un lanzamiento hasta la mismísima corte.
Aún más, sin importar su rango de Coronel le habían ordenado atender todos los requerimientos de un civil, al que debía considerar al mismo nivel que cualquier vicepresidente de la compañía.

El extraño elfo que debieron escoltar hasta el espaciopuerto, con su mirada al mismo tiempo perdida y preocupada, le causaba temor… a él, que aparte de tener tres tours de Desert Wars, había sobrevivido combates con vampiros y dracoformas… éste elfo le causaba temor, pero era su mirada profunda y al mismo tiempo ausente lo que lo perturbaba.

Una vez en la troposfera estaban listos para descargar el paquete, solo en ese momento supieron que lo que iban a lanzar era el elfo, puesto que en la caja solo estaba el equipo para un salto troposférico de baja apertura; Bahram nunca había conocido a alguien que asumiera con tanta calma su primer salto, pero éste extraño lo tomaba como si fuera a simplemente bajarse de la cama, le atendió todas sus instrucciones y le agradeció con una cortesía que hacía muchos años el Coronel no experimentaba.

A 9Km de altura el elfo de oreja dorada abandonó el jet extra-orbital y se perdió en medio de las nubes sobre el SOX… mientras caía vertiginosamente se maravillaba de cuánto habían cambiado las cosas, en otras épocas se requería gobernar la magia para poder realizar un salto de éste estilo, pero la manasfera aún no soportaba ese nivel; lo cual de paso lo aliviaba puesto que no tendría que abrir su aura ante la corrupción de éste lugar.

Conociendo la seguridad alrededor del lugar en el que aterrizaría utilizó otra técnica aprendida en otras eras, no solo abrió su paracaídas debajo de altura segura, sino que finalizó su descenso con un clavado en el río. Salió del río dependiendo solo de la cobertura del Ruthenium, porque en este lugar no deseaba usar su magia.

Los antiguos hieroglifos todavía estaban en las rocas del bosque, así que ubicó fácilmente la ruta de los contrabandistas hacia el refugio de la gente del viento, una vez dentro del sistema de cavernas y en una zona limpia se quitó el traje e inició su ritual. Horas más tarde frente a él se encontraban tres grandes elementales de roca que habían accedido a colaborarle, puesto que al igual que él sabían lo que estaba en juego.

Convocó a sus watchers y los envió a explorar la caverna, sincronizó su aura con el aire de las cavernas y extendió sobre el viento su conciencia, allí intentó buscar a todos aquellos inocentes que merecerían ser protegidos; cuando creía haber alcanzado un pequeño grupo en el interior de la caverna, ellos se resistieron al contacto. En este lugar corrupto por horrores y otros seres que aún no eran conocidos en el sexto mundo, no encontró inocentes.

Hoy no había lugar para ser un Lightbringer, tampoco para un guerrero de Sereatha, menos aún para el último caballero del Crimson Spire; hoy podría dejar su pasión correr libre sin refugiarse en los desvaríos que le permitían aún permanecer cuerdo.

Hoy Caimbeul no tenía lugar; solo estaba allí Cynbel, general de Aníbal, Carnicero de la Galia, heraldo de Vestrial y hoy planeaba saciar su sed de sangre derramada.

Los espíritus en las cavernas sintieron su cambio y buscaron los pocos refugios que aún quedaban.

2060-07 People of the Wind

Shadowrun - Anatidae Team overseer