2060-10 Lone Star

La detective Liliya Ostrovsky agradecía eternamente la existencia del GRID, mientras su vehículo se desplazaba por sí mismo a la más reciente escena de crimen, ella podía exprimir unos minutos adicionales de sueño. 4:30am ¿Por qué los crímenes nunca sucedían de día? ¿No se podrían otorgar rebajas de pena a quienes respetaran el sueño de los agentes de la ley?

Soykaf en mano, Liliya cruzó las cintas que acordonaban el edificio y pasó por entre los vecinos confundidos y algunos oficiales más estupefactos de lo habitual; subió al piso 22 mientras pensaba que cada día era más difícil conocer a todos los miembros de cada precinto, tan solo ese año Lone Star Seattle había incrementado en dos mil oficiales su pie de fuerza.

Al abrirse las puertas del elevador, Liliya tuvo que pellizcarse para confirmar que estaba despierta puesto que el pasillo estaba invadido por lianas, ahora sabía porqué habían solicitado la presencia de un Shaman iniciado en éste lugar… avanzó a través de la surrealista escena que solo tendría cabida en una selva tropical, a lado y lado pedazos de plantas cortados daban fe de cuanto se habían esforzado para llegar al apartamento al que ahora entraba ella.

[Kefalas]: Detective Ostrovsky, gracias por venir tan rápidamente.

[Ostrovsky]: Capitán Kefalas ¿Qué hace el Departamento de Crimen Organizado aquí?

[Kefalas]: Usamos este apartamento para encuentros de enlace con algunos informantes, o como alternativa segura en caso de que requiriesen protección.

[Ostrovsky]: Veo que no fue tan seguro como se esperaba.

[Kefalas]: Gracias por su sarcasmo, aspiro a que sus capacidades mágicas sean tan agudas como sus opiniones.

[Ostrovsky]: Mil disculpas señor, trataba de aligerar la tensión.

[Kefalas]: Recibido, la víctima se encuentra en ésta habitación, en el núcleo de las raíces de las lianas.

Ostrovsky entró a la habitación, solo un brazo y parte de una pierna se lograban distinguir aún, lianas y espinas surgían de las venas de la víctima, pero lo más aterrador era la expresión de pánico en lo poco que quedaba del rostro. Sin siquiera lanzar sus sentidos al plano astral lograba sentir la magia residual, tanta que…

[Ostrovsky]: ¿Hace cuánto sucedió el evento?

[Kefalas]: Tres horas.

[Ostrovsky]: La cantidad de maná presente haría suponer que sucedió hace solo unos pocos minutos ¿Qué puedo saber sobre el caso?

[Kefalas]: El informante nos llamó solicitando refugio, dijo haber adquirido un chip sobre la organización que estamos investigando, particularmente en sus relaciones con grupos terroristas internacionales. Hemos revisado sin éxito los lugares donde estas malditas lianas nos han permitido llegar.

Ostrovsky extendió sus sentidos, invocó el poder de su tótem y encontró el punto de unión del spell utilizado; el núcleo era demasiado fuerte para ella, pero como todo en la magia basta un simple detalle para romper cualquier magia por elaborada que fuera… y ella lo encontró, se enfocó en un dispell al elemento más vulnerable y el hechizo colapsó… Las lianas se deshidrataron y pudrieron frente a los ojos de los oficiales de Lone Star, ahora contemplaban no solo un cadáver desgarrado sino también cientos de insectos con la apariencia de un escorpión, algunos pisoteados en la sala y otros aplastados en las bisagras, pero la gran mayoría aunque muertos aún aferrados a la víctima.

Mientras un oficial corría a vomitar fuera de la habitación y el capitán Kefalas se aferraba al almuerzo del día anterior, la detective Ostrovsky se acercó al cadáver e introdujo su mano enguantada en lo que quedaba de la cavidad abdominal, lo cual causó que otros dos oficiales se unieran al compañero que había salido corriendo para completar el trabajo de decoración gástrica del pasillo. La detective se acercó al capitán y le entregó el chip perdido, aún impregnado de jugos gástricos…

[Ostrovsky]: Señor, el chip que supongo posee la información.

[Kefalas]: Gracias detective, gran labor.

[Ostrovsky]: Es un placer capitán, voy hacia la cafetería cercana a desayunar, el contenido del estomago me antojó algo de huevos revueltos.

El capitán no soportó más y se unió a sus subalternos, mientras la detective se retiraba triunfante del lugar. Antes de abordar su vehículo realizó una llamada…

[Voz]: ¿Dime?

[Ostrovsky]: Tengo en mis manos un chip relacionado con un informante, al que no me vas a creer le brotaron lianas de las venas, la investigación es del Departamento de Crimen Organizado así que supongo te interesa ¿Cuándo podemos vernos?

[Voz]: Encontrémonos en una hora en el Stuffer Shack del 743 Avenida Rainier Sur en Renton.

[Ostrovsky]: Allá estaré.

Dos horas más tarde, el capitán Kefalas recorría un Stuffer Shack en Renton; las paredes repletas de agujeros de bala, el suelo cubierto de casquillos, quemaduras a la entrada atribuibles solo a spells elementales. El capitán se inclinó para levantar la lona que cubría uno de los diez cadáveres que yacían en los pasillos del lugar, para con gran pesar confirmar que era el cuerpo mutilado de la detective Ostrovsky.

2060-10 Lone Star

Shadowrun - Anatidae Team overseer