2060-12 Spirits help me

Derya odiaba su trabajo actual, pero increíblemente era mejor que su anterior trabajo como prostituta, así este trabajo tuviera más cuestionamientos morales ¿Dónde más habrían de pagarle ¥700 al mes? A ella que había huido de su casa a los trece sin ningún tipo de educación.
Sus pensamientos se interrumpieron cuando la camioneta se detuvo y el conductor junto a ella le informó su objetivo de la noche..

[Conductor]: Necesitamos una chica de entre veintidós y treinta, complexión delgada, rasgos aborigen norteamericanos, preferiblemente pelo negro, piel preferiblemente limpia sin adicciones obvias ¿Preguntas?

[Derya]: ¿Estatura?

[Conductor]: Nah, eso no importa.

Derya descendió de la camioneta y empezó a caminar por el vecindario, en noches heladas como ésta sentía el dolor en la fisura que su anterior proxeneta le había dejado como recuerdo en la mandíbula, pero lo olvidaba concentrándose en la paga.

Y veinte minutos más tarde, encontró su objetivo que entraba a un edificio de apartamentos, presionó el botón del rastreador en su bolsillo y preparó el lector de credsticks falso que llevaba consigo, mientras se acercaba a la mujer…

[Derya]: Disculpe señora, trabajo con el ejército de salvación y estamos realizando una petición para exigir subsidios para los más pobres en el barrio.

[Mujer]: Oh, que bien ¿Cómo puedo colaborar?

[Derya]: Ingrese su credstick en el lector para registrar su SIN en la petición.

[Mujer]: Hmmm… verás, el problema es que no tengo SIN, tu sabes… en este barrio no todos tenemos ese lujo.

[Derya]: No es problema, para eso tengo una planilla a la antigua con la que solo debe registrar su domicilio, bajo criterios de anonimato.

Derya le entregó un lapicero muy pequeño y la mujer se quitó uno de sus guantes para poderlo manipular, la droga que lo impregnaba hizo rápido efecto y la mujer se desplomó; el evento había sucedido tantas veces que la sincronización era casi perfecta; de la puerta lateral de la camioneta que llegaba surgió un orco que tomó a la mujer y la subió rápidamente, al mismo tiempo que Derya ocupaba el lugar junto al conductor.

En una ventana del tercer piso del edificio una pequeña observaba desaparecer la camioneta que llevaba a su madre a bordo. Su hermano había llamado una vez a Lone Star, pero al no tener SIN había sido reclutado para el ejército, del cual nunca regresó; ella tampoco tenía SIN y sabía que no podía acudir a la mafia que vigilaba el área, puesto que correría peor suerte que su mamá…

Sin más opciones, la pequeña recurrió a clamar ayuda a los espíritus, tal como su abuela le había enseñado.

2060-12 Spirits help me

Shadowrun - Anatidae Team overseer